Buscar:
  

Blog privado, ¿un oxímoron?

Numerosas líneas podrían redactarse acerca del asunto del presente “post”. Tantas, que su profusa extensión sobrepasaría los límites de un post arquetípico, por lo que daré por buena la atracción de lectores derivada del altilocuente título y me centraré en las cuestiones prácticas que nos atañen.

En diversas clases se ha comentado la posibilidad de coartar el acceso a nuestro blog, si bien es cierto que todo aquel que conozca la dirección de nuestro blog puede acceder a él, gracias a las opciones de WordPress, es posible obtener un poco de privacidad.

Tras acceder a nuestro blog como administrador, en la sección Opciones, si desmarcamos la opción Buscadores evitaremos que las páginas del blog sean indexadas por Google y todo motor de búsqueda que respete la metaetiqueta “Robots”. Partiendo de la premisa “si no estás en Google, no existes”, este método resulta bastante eficaz para incrementar nuestra intimidad en la red.

Por otro lado, para evitar a los irrespetuosos “Spambots”, los cuales añaden publicidad en forma de comentarios, es condición necesaria la activación de la opción Membresía. De este modo, sólo los usuarios registrados podrán escribir comentarios en nuestro blog.

El objetivo de este post es meramente informativo, redactado en sustitución de un correo al profesor, por lo que cada uno es libre de habilitar las susodichas opciones.

1 comentario sobre “Blog privado, ¿un oxímoron?”

  1. wzqJuT dijo:

    pzztZQtmcsbiMO

    cowljJWwyIfI

Deje un comentario

Debe identificarse para enviar un comentario.