Programa de Doctorado en Ingeniería de Sistemas Telemáticos         
Universidad Politécnica de Madrid (UPM)

Retos actuales de la investigación en Ingeniería de Sistemas Telemáticos

La Ingeniería de Sistemas Telemáticos se ha convertido en los últimos años en un área de desarrollo clave para la sociedad, al proporcionar nuevas y mejores formas de relación entre los distintos agentes sociales. La gran demanda que existe en la sociedad de nuevos servicios telemáticos y de la mejora continua de las redes y servicios existentes (mayor capacidad, más velocidad, mejor calidad de servicio, etc.) obliga a una investigación continua y de calidad en éste área.

En la actualidad un gran número de investigadores están tratando de encontrar soluciones a los problemas y limitaciones que aún tienen las redes y servicios actuales, y buscando nuevos servicios que atraigan a un número creciente de usuarios. Pero el trabajo de investigación en éste área tiene varios problemas y riesgos, que no se dan en otros campos del conocimiento. En el Programa de Doctorado en Ingeniería de Sistemas Telemáticos de la UPM se han analizado estos problemas y retos y sus implicaciones en la definición de los objetivos del programa.

Un importante problema de fondo es la calidad de la formación de los investigadores en éste área. Aunque algunos están trabajando en organismos públicos, una gran mayoría pertenece a centros privados generalmente ligados a las grandes empresas del sector, muchos de ellos sin título ni formación de doctorado y sin una base sólida de conocimientos fundamentales sobre la ingeniería en general y sobre los sistemas y servicios telemáticos en particular. A eso hay que añadir que éste área de investigación ejerce actualmente una gran atracción a investigadores procedentes de otros sectores, en muchos casos con una formación más científica o menos especializada.

Otro problema, más visible, es la necesidad de obtener los resultados de investigación en un plazo relativamente corto para no correr el riego de llegar tarde, bien porque otros investigadores (de los muchos que están trabajando simultáneamente en temas similares) se han anticipado, o bien porque la tecnología ha avanzado lo suficiente para que los resultados sean ya obsoletos, o bien porque la demanda de los usuarios ha cambiado tanto que invalida la utilidad de los resultados de la investigación.

Un reto añadido es la gran complejidad del tipo de sistemas sobre el que se quiere investigar, debido a la gran heterogeneidad de dispositivos y técnicas empleados, al enorme dinamismo del sector, a la gran variedad de usuarios a los que va dirigido, y a la gran diversidad de soluciones posibles.