Imprimir
Visto: 767

Me piden que haga un pequeño artículo en memoria de Tomás de Miguel. Y es tarea complicada, porque es difícil expresar de forma pública y sencilla lo mucho que Tomás significaba para mi, pero intentaré hacerlo en mi nombre y en el nombre de todos aquellos, sus amigos y amigas del DIT, que no pueden hacerlo por diferentes motivos. Podría intentar hacer algo más formal, más institucional y correcto, menos personal, pero no creo ser capaz. Si alguien puede, que lo haga, pero con Tomás no puedo evitar emocionarme y sentir su falta... Aún parece que le oigo hablar con su tono peculiar, a través de la puerta del despacho...

Tomás fue mi primer jefe, uno de mis mejores maestros, un tipo con visión abierta y crítica, con capacidad de gestión a todos los niveles. Alguien de quien aprender con cada tema que surgía, un hombre capaz de poner de acuerdo a gente de los más diversos ámbitos para hacer algo en común. Yo, además, tuve la suerte de poder compartir con él confidencias y anécdotas de su vida personal y profesional y, a través de ellas, conocer sus valores y sus altas miras. Creo que la biografía de Tomás, aunque pueda pasar desapercibida para muchos, ha de ser remarcada como un Ejemplo con mayúsculas de profesionalidad, buen hacer, motivación y compromiso (y alguien debería escribirla).

Todos los que le queríamos hemos quedado huérfanos cuando se ha ido, porque Tomás no solamente era un compañero de trabajo, o un maestro, era un amigo, alguien con quien podías compartir tus preocupaciones, con quien aprender de la vida, con quien pensar en el futuro, era -en definitiva- un gran tipo, un filósofo en la mejor de sus acepciones, un referente, un líder.

Por eso entiendo la gran pérdida que Geles, Elisa y Carlos han sufrido, porque si ahora me emociono pensando en él, no puedo imaginar cómo han de haberlo sentido quienes tenían la suerte de convivir con él y compartir su vida. Una vida en cierto modo difícil, porque su puesto de responsabilidad en RedIris [1] le obligaba a estar en una situación de estrés muy marcado durante estos últimos años, pero también una vida que yo entiendo que fue plena, con una gran proyección familiar, con unos hijos ya criados a los que él adoraba y de los que siempre aprovechaba cualquier excusa para hablar. Felicidades, Elisa y Carlos, habéis tenido un padre que -sin dejar de ser humano- rebosaba alegría, amor por vosotros y orgullo de teneros.

Ya sabréis a estas alturas, que a partir de ahora nuestro laboratorio A.127.2-3-4 pasará a llamarse Laboratorio "Prof. Tomás P. de Miguel Moro". Con poner su nombre a nuestro laboratorio docente sólo le hacemos un poco de justicia, porque él amaba los laboratorios. Era el primero en remangarse la camisa cuando había que hacer algo allí, le faltaba tiempo para pensar en ampliar la infraestructura, mejorar la arquitectura, añadir nuevos mecanismos que aumentaran la flexibilidad o la diversidad. Como contaba en la entrevista que le hizo Andreu Veà en su libro "Cómo creamos Internet" [2], Tomás se sentía muy satisfecho de su contribución a la expansión del conocimiento de las redes y aplicaciones que hoy conforman Internet, y, para ello, disfrutó enseñando sobre redes, protocolos y lenguajes, creando contenidos, prototipos y prácticas para los laboratorios del DIT, así que no podíamos hacer menos que recordarlo de esta manera.

Para terminar, solo deciros que me hubiera encantado que Tomás hubiera podido ser un profesor emérito del DIT en sus últimos años profesionales, desearía haber podido compartir con él cafés y anécdotas y así, haber buceado en cualquiera de los temas interesantes que siempre surgían a su alrededor, pero eso ya no es posible hoy, y es una pena, pero nos queda su recuerdo, su ejemplo y sus frases míticas... Así que ya sabéis, como él mismo diría, no sufráis, porque al fin y al cabo... "son lentejas".

Un abrazo, Tomás, allá donde estés. Te recordaremos siempre [3].

Omar A. Walid Llorente

 

[1] http://www.red.es/redes/es/magazin-red/noticias/en-memoria-de-tomas-de-miguel

[2] http://www.comocreamosinternet.com

[3] https://www.dit.upm.es/en_memoria_de_tomas_de_miguel.html